Cubreorejas o “Dog Snood” ¿estética o utilidad?

Los que convivimos con un perro de orejas largas y caídas, como el Basset Hound, el Sabueso, el Beagle, el Cocker Spaniel, el Springer Spaniel o el Teckel, entre otras muchas razas, sabemos que requieren cuidados especiales propios de esta característica física que los hace tan especiales.

Estos perros son propensos a infecciones del oído (otitis), producidas por la acumulación de levaduras y bacterias en el conducto auditivo externo debido a la falta de ventilación o a la humedad acumulada. Los síntomas que pueden manifestar son sacudidas frecuentes de la cabeza, el rascado constante del oído afectado, mal olor o secreciones.

Es importante comprobar frecuentemente que los oídos del perro se encuentren limpios. De no ser así, se recomienda una pronta revisión veterinaria para aplicar el tratamiento más conveniente y, posteriormente, realizar limpiezas periódicas en casa. Para Lola es un verdadero placer que le limpie los oídos. Está acostumbrada a ello desde muy pequeña y cierra los ojos y gruñe bajito de puro gusto.

Además de lo anterior, las orejas largas de estos perros están expuestas a las espigas, muy frecuentes durante el verano, a los pinchos –esas “cosas” redondas y molestas que se pegan del pelaje cuando hacen la “croqueta” que tanto les gusta a nuestros perretes, sobre la hierba–, la suciedad que recogen cuando arrastran las orejas para olfatear, la humedad, del suelo mojado o de su propio cuenco de agua e, incluso, los restos de la comida húmeda que les damos en casa. Para prevenir estos últimos problemas, un cubreorejas o “Dog Snood” resulta bastante útil.

Uso Dog Snood

El cubreorejas es una especie de redecilla que se coloca desde la parte alta de la cabeza hasta el cuello, sujetándose en esta zona gracias a dos bandas elásticas. De esta manera, en su parte central, las orejas del perro quedan resguardadas de los agentes externos antes mencionados.

Como es normal suponer, si tu perro no ha usado nunca un cubreorejas, es recomendable acostumbrarlo poco a poco, poniéndoselo primero por cortos períodos de tiempo que iremos aumentando progresivamente, mientras le recompensamos con mimos y alguna de sus golosina preferidas.

Aquellos perros que usen el cubreorejas a la hora de comer alimentos húmedos, lo asociarán con algo positivo, ya que todos disfrutan del momento de la comida.

Durante los meses de frío, los cubreorejas o “Dog Snood” protegerán a nuestros perros de orejas largas del frío durante sus paseos, si sufren de un resfriado, tos de las perreras o de otitis.

Ya ves, un cubreorejas, más que una moda o un complemento estético, es un accesorio que puede aportar muchas ventajas en el cuidado de los perros de orejas largas. Si consideras que a tu perro le conviene usar uno, pásate por nuestra tienda online. Allí los encontrarás con diferentes estampados y tejidos, que se adaptarán a tus necesidades.

2 comentarios en “Cubreorejas o “Dog Snood” ¿estética o utilidad?

    1. Hola Celia, me alegra que te haya gustado y gracias por tu comentario. El cubreorejas debe ser un complemento que resuelva una necesidad de nuestro perro, por ejemplo, evitar que las espigas se introduzcan en sus oídos durante los paseos por el campo o que remoje las orejas cuando come alimentos húmedos. Si no es su caso, no es necesario que lo lleve. Si lo fuese, hay maneras de acostumbrarles a llevarlo, no hay nada que la paciencia, el amor y una buenas chuches no consigan. Un abrazo para ti y para Tinto.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s